• Lanzarote-Radtour
  • ZOGGS PREDATOR 4 BANNER
  • Lanzarote-Radtour

Virginia Berasategui ist zuversichtlich, „als Triathletin eine neue Etappe zu beginnen“

La mejor triatleta vasca de la historia continua adelante con su proceso de recuperación. La de Sondika fue operada del pie una vez concluído el Hawaii Ironman, la cita reina de su especialidad donde volvió a hacer un gran papel. Los dolores era demasiado importantes como para esquivar la cita con el quirófano de la del Leichtathletik-Club Ercoreka-Santutxu: “Después de mi vuelta de la isla, me reunía con mi médico para evaluar las molestias con las que había vuelto y plantear el periodo de descanso. El dolor en mi pie (Neuroma de Morton), seguía y también la molestias en la rodilla izquierda, que por suerte me respetaron durante el Ironman. Aun así, había vuelto a competir con dolores un año más”, comenta.

Y la cosa no acababa ahí: “La sorpresa llegó el día que pasaba consulta con un nuevo traumatólogo especialista en pies y manos, que mi médico me había recomendado. Su seguridad, las buenas expectativas junto a su experiencia, hicieron ‘fácil’ la decisión. Todo fue muy rápido pero la decisión era operarme para quitarme el Neuroma. Trataba así de acabar con una tortura que me acompañaba en cada entreno y en cada competición desde hacia 2 años”, explica Berasategui en el portal Eurotr.

“La primera noche fue terrible. Tuve muchos dolores y no pude casi dormir, debido, sobre todo, al haberme limado también parte del juanete. Aún así empezaba la recuperación con muchas ganas. Con mucha ilusión. Durante esos días fueron muchos los mensajes de ánimos y las muestras de cariño”, agredece la deportista vizcaína.

Pero la luz al final del tunel ya se ve: “Tener la posibilidad de volver a disfrutar del triatlón, de mi deporte, en definitiva de mi estilo de vida, en plenas condiciones, me llena de fuerza y energía. Y en ello estoy. Tras unos días sin poder apoyar el pie, ya he podido dar mis primeros pasos con calzado. Incluso me he atrevido a hacer una pequeña salida en bici de paseo. No me he olvidado tampoco del gimnasio, al que he acudido casi a diario para perder la mínima fuerza posible. Y además he aprovechado para acudir a un curso de Yoga, con uno de los mejores maestros del mundo”.

Virginia Berasategui ya está contando las fechas para poder reincorporarse de lleno a su profesión, en la que está en una segunda o tercera juventud por lo menos: “A partir de ahora y cuando me quiten definitivamente los puntos y grapas, veremos cómo va respondiendo el pie, pero empezará la recuperación planificada. La idea es poder ir metiendo alguna sesión de natación y aprovechar la temporada de invierno para hacer bici de montaña, algo que tenía olvidado los últimos años y que seguro me vendrá bien.  Aparte, no descarto hacer algún viaje para entrenar en altura y repetiré alguna concentración con otros triatletas”.

El futuro, por tanto, pinta rosa para una atleta que sigue en la brecha cosechando grandes resultados y sobre todo, disfrutando cada día de lo que hace, lo que no es fácil después de tantas temporadas: “El 2012 se presenta emocionante, con un Weltmeisterschaft in Vitoria und mit mehreren Tests im Kopf, wieder zu lächeln und dabei das zu tun, was mir am besten gefällt: Schwimmen, Radfahren und Laufen.“

Button zurück nach oben